Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

La mentira más grande del semestre en la Universidad Andina.

Hace pocos días, el viernes 25 de febrero, un nutrido grupo de estudiantes realizó protestas en las instalaciones de la Universidad Andina del Cusco, ¿el motivo?, pues un posible incremento en las pensiones mensuales a todos los estudiantes de la universidad.

Todo comenzó cuando distintos muchachos que habían participado en un recorrido proselitista por cada aula de la universidad promocionando su lista a los distintos órganos de gobierno (Asamblea de facultad, asamblea universitaria y consejo universitario) se acercaron a cada grupo de estudiantes dentro y fuera de la universidad comunicando que en la sesión del consejo universitario que se estaba realizando, en ese mismo momento, se estaba por acordar una homologación de las pensiones para todos los programas académicos.

Estos muchachos, candidatos por la lista #2 del Proyecto Unidad Andina, explicaron sin reparos que se pretendía eliminar la escala pensionaria de la universidad (cada carrera tiene una escala distinta) para pasar a un solo monto de pensiones para todas las carreras, es decir, mi pensión de S/. 310.00 podría ser ahora superior a los S/. 800.00, tal como es en el programa de medicina.

Definitivamente esta noticia alarmó a los estudiantes, pero obviamente no a todos, solo aquellos desinformados podrían haberlos tomado en cuenta. El motivo de este comentario se los explicaré a continuación:

1.- Cuando una persona decide estudiar una carrera universitaria primero debe postular para obtener el derecho de estudiar en esa universidad, en este proceso la universidad entrega un prospecto de admisión, en el cual se detallan las condiciones básicas que regirán durante su permanencia en la universidad en caso de que ingrese.
La universidad debe brindar educación y el estudiante pagar una retribución por ello; esta deberá ser la misma desde su ingreso a la universidad hasta que se retire de ella.

2.- Por supuesto, en este prospecto se detalla la escala pensionaria y de matrícula que le tocará pagar durante su permanencia en la universidad, es así que de esta forma la universidad se compromete a cumplir ciertas obligaciones y el estudiante también; este contrato se cierra con el ingreso y la posterior primera matricula del ingresante.

3.- Todo cambio en las condiciones del acuerdo entre universidad y estudiante se puede considerar como un cambio arbitrario de contrato, no se nos puede subir la pensión como tampoco podemos esperar pagar menos por lo que recibimos.

4.- Cualquier cambio es sujeto de sanción por la Indecopi.

De esto me nace la pregunta: ¿Nuestras autoridades son tan tontas de arriesgarse a una sanción?

La respuesta, apriori, me parece que es NO.

Entonces, ¿Porqué se nos alarmo con la noticia del alza de las pensiones?

Pues la respuesta cae por su propio peso, estamos en un proceso electoral en el que El Proyecto UA o Unidad Andina espera llegar por n-sima vez consecutiva a órganos de gobierno universitarios, donde curiosamente tienen representación en el Consejo Universitario (recuerden que ese tema se estaba debatiendo en el Consejo cuando salio la noticia).

En todo caso, siendo un poco más flexible con los chicos de este “proyecto” puedo imaginar que la propuesta si se trató en el consejo, pero… ¿Acaso ellos no saben que no nos pueden subir las pensiones?

En resumen, o solo esperan ser elegidos de cualquier forma o son incompetentes; en ambos casos cae la pregunta:

¿Merecen ser nuestras autoridades nuevamente?